La Asamblea General de la Comunidad de Regantes decide solicitar una subvención para autoproducir energía

 La línea de ayuda de la Junta de Andalucía sufraga el 60% del proyecto que, según explica la Comunidad, “es factible y rentable para el comunero”

 

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha celebrado su 42ª Asamblea General Extraordinaria en la que se ha procedido a la aprobación de la solicitud de ayuda para la instalación de un parque fotovoltaico que disminuya los costes de energía y la dependencia energética.

El presidente de la Comunidad, José Antonio Garrido, ha explicado que se han realizado diferentes estudios de viabilidad económica, técnica y de rentabilidad que convierten este proyecto en “factible, rentable y, además, no supone un coste adicional para el comunero que, a corto y medio plazo se beneficiará del ahorro en los costes de energía que supondría”.

A la cita ha acudido Manuel Raigada, de Texla, empresa dedicada a la generación de energías renovables, que ha expuesto un informe detallado de consumo de energía y del ahorro que supondría la instalación de placas fotovoltaicas, analizando los datos de los últimos doce meses.

“Teniendo en cuenta el volumen de consumo energético de esta Comunidad, con la instalación de placas fotovoltaicas se produciría una reducción del consumo de energía de red de más del 25%”, ha informado Raigada. En términos económicos, esta reducción supondría un ahorro de más de 60.000 euros anuales. Además, el responsable de Texla ha añadido que existen meses, como junio o julio, cuando la campaña ha concluido y apenas se bombea agua, en que se produciría un excedente de energía autogenerada, que podría venderse.

Raigada explicó que actualmente este tipo de plantas son más económicas que hace una década, más aun cuando son subvencionadas. En cuanto a los costes de la obra, se estima que con la subvención de la administración y el ahorro que conllevaría el uso de energía solar, se amortizaría en menos de 4 años.

Desde la Comunidad de Regantes, se ha precisado que este proyecto se pondría en marcha en las instalaciones del Sector I, donde más energía se consume, y que no supondría un coste adicional para el comunero. En caso de que la Junta de Andalucía concediera la ayuda, subvencionaría un 60% del proyecto, asumiendo la Comunidad el resto a través de su tesorería.

La subvención pertenece a las líneas de ayuda de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural previstas en la Orden de 26 de julio de 2017, mediante convocatoria de 19 de septiembre de 2017, dirigidas a inversiones de autoproducción y mejora de las instalaciones para disminuir la dependencia energética, dentro del programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.