La CR Palos cierra el año con un balance económico positivo que permitirá poner en marcha proyectos de autoproducción energética

Así se puso de manifiesto en la XLIII Asamblea General en la que se presentó la Memoria de Gestión y la auditoría y el presupuesto para la campaña actual

 

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha celebrado su XLIII Asamblea General Ordinaria en la que se ha dado a conocer la actividad de la entidad en la campaña 2016/2017 así como el resultado de la auditoría de la misma y el presupuesto de la campaña 2017/2018.

Antes de abordar los puntos del orden del día, la reunión arrancó con un sentido recuerdo a la figura de Francisco García Trisac, miembro de la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes, a la que estuvo vinculado desde sus inicios. El gerente de la entidad, Fernando Sánchez, hizo lectura de una semblanza a la figura del recientemente fallecido y se hizo entrega a la familia de una estatuilla por el trabajo desarrollado por García Trisac a lo largo de los 18 años de vida de la Comunidad.

En cuanto al orden del día, lo más destacado ha sido el balance económico positivo, que además hace el nivel de gastos e ingresos esté equilibrado. Según ha explicado Fernando Sánchez, este montante facilitará llevar a cabo proyectos como el de autoproducción de energía eléctrica a través de una planta fotovoltaica, para autoconsumo, y que ahorrará más de 60.000 euros anuales. Actualmente, la Comunidad está a la espera de la respuesta de la Junta de Andalucía, que podría subvencionar hasta el 60% de este plan de ahorro energético, gracias a la solicitud de una ayuda cuya solicitud fue aprobada en Asamblea General Extraodinaria el pasado mes de octubre. 

Sobre la mesa se pusieron otros proyectos como terminar de renovar el telecontrol del Sector I, y que estará subvencionado al 50% por la agencia IDEA de la Junta de Andalucía. Además, se destacó la próxima puesta en marcha de una aplicación móvil para facilitar a los socios información de la Comunidad de Regantes: parcelas, consumos, facturación, etc.; la adquisición de un dron que permitirá la aplicación de la tecnología aérea a los cultivos; o el refuerzo de la seguridad en las balsas para prevenir los robos, entre otros, a través de un eficaz sistema de seguridad para impedir sucesos como los sufridos por varias comunidades de regantes en los últimos meses.