La Comunidad de Regantes expone a un grupo de agricultores belgas sus sistemas de regadío

Una treintena de regantes de Bélgica se interesa por el riego por goteo y la gestión del agua de la comunidad palerma para paliar la sequía que sufren

 

Alrededor de treinta agricultores belgas han conocido esta mañana de primera mano el funcionamiento de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera así como la gestión y distribución del agua de regadío que lleva a cabo la entidad. El objetivo de esta visita es profundizar en el conocimiento de técnicas de regadío exportables al país belga, que, según explican, está atravesando un periodo de sequía que hace imprescindible la puesta en marcha de técnicas de optimización del regadío.

La visita ha comenzado en la sede social con una explicación básica de las infraestructuras, las obras de modernización de la comunidad de regantes, el coste del agua y de la energía, el abastecimiento o los tipos de riego más utilizados en la zona, que hacen posible un uso eficaz y eficiente del agua.

Continuó el encuentro con una mesa redonda donde el técnico de la Comunidad de Regantes, Atanasio Albarracín, y el secretario gerente, Fernando Sánchez, aclararon las dudas y cuestiones que los agricultores belgas fueron planteando. Por último, se hizo un recorrido por la Balsa General y la Estación de Bombeo.

Uno de los aspectos que más interés ha despertado entre los productores agrícolas ha sido el riego por goteo, que entienden como una medida para gestionar la escasez de agua por la que atraviesan.

Junto a los agricultores, productores de frutas y hortalizas de la zona de Flandes,  han venido cuatro técnicos de una estación experimental así como miembros del gobierno belga. Este encuentro se enmarca en un viaje de tres días que el grupo está haciendo por Portugal y España para conocer técnicas y sistemas de riego.