CR Palos celebra el Día Mundial del Agua con un mensaje de esperanza hacia el sector en plena crisis del coronavirus

La entidad lamenta las circunstancias en las que se desarrolla este 22M y traslada su agradecimiento al sector agrícola por su esfuerzo frente a esta enfermedad

 

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha querido poner en valor durante el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, su esfuerzo y dedicación por mantener el cuidado del que hoy es el elemento más preciado y del que depende para su actividad. Por ello, desde la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera han puesto de manifiesto que durante los últimos años se ha extremado el cuidado por cada gota de agua, haciendo revisiones continuas de las infraestructuras, realizando mediciones constantes de los volúmenes de agua que se utilizan y haciendo un riguroso control de toda el agua que pasa por la comunidad. No obstante, este 22 de marzo llega en unas circunstancias especiales y de especial trascendencia que empañan este día de celebración y por lo que la Comunidad de Regantes quiere enfocar su mensaje en torno a la crisis del coronavirus.

CR Palos quiere mostrar su preocupación y la de todos los agricultores del entorno por el difícil momento social que se está viviendo y quiere agradecer el esfuerzo en tomar las medidas necesarias para evitar contagios y garantizar la salud de todos los trabajadores del campo, transportistas, manipuladores y demás empleados del sector para los cuales se están extremando las medidas de precaución. La entidad de riego también ha querido poner en valor la importancia de este sector estratégico para garantizar la alimentación nacional y europea. Un sector que había salido a la calle pidiendo apoyo y respaldo político para no arruinarse y del que ahora se requiere un gran esfuerzo para garantizar el abastecimiento por lo que desde la CR Palos esperan que las Administraciones sepan valorar todo este trabajo cuando el país logre salir de estas circunstancias tan adversas.

La comunidad de regantes también quiere agradecer el esfuerzo y el trabajo de todos los grupos sociales que están dando su tiempo y poniendo en riesgo su salud y la de los suyos para sacar a este país de esta pandemia. En particular a los sanitarios, los agricultores, los voluntarios anónimos, los cuerpos de seguridad del estado y los miembros de protección civil. La eficiencia en el control del agua Al margen de la crisis del Coronavirus, desde que se instalara el telecontrol en las obras de modernización cualquier avería o anomalía en la presión del agua puede ser leída y en muchos casos arreglada desde la sede de CR Palos, lo que nos permite atajar de forma inmediata las pérdidas de agua, y reducir el impacto tanto medioambiental como económico de estas pérdidas.

La comunidad ha sido pionera en la instalación de este sistema de control de última generación que notifica al instante qué parcela está consumiendo agua y si hay alguna avería en relación al uso y consumo de la misma, lo que aporta una información vital y rápida para actuar con rapidez ante cualquier incidencia. Además, ha esto hay que sumarle el sistema de mensajería instantánea elaborado por los técnicos de CR Palos, por el cual se transmite cualquier incidencia de forma automática por SMS a los socios afectados, una información ágil que también redunda positivamente en el ahorro de agua. Esto ha llevado a que desde la CR Palos se tenga un nivel de eficacia en la distribución del 98%, reduciendo las pérdidas por averías u otros factores al 2% del total, para que así el aprovechamiento del agua redunde en beneficio de todos. Además desde CR Palos han recordado que la distribución de su agua es 100% legal y que cuentan con la garantía de la administración autonómica de la cesión del uso de esa agua otorgada mediante concesión administrativa. Los comuneros y empresarios agrícolas de la zona tienen la posibilidad de utilizar el sello Agua de riego legal 100% con la calidad certificada por la propia comunidad de regantes. La entidad de riego quiere así testimoniar que todo el agua que se gestiona en el entorno ha sido entregada de forma legal con una concesión administrativa evitando suspicacias o errores en torno a la misma. Además, la lucha por conservar el líquido elemento y su justa distribución está en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible a los que se quiere sumar la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, para lo cual, ya ha cursado solicitud oficial a las Naciones Unidas en su preocupación por la distribución justa de este recurso.

Agua potable. La responsabilidad de la Comunidad de Regantes con el agua no está únicamente enfocada al agua de riego ya que esta entidad fue pionera en toda España en la distribución de agua potable en su perímetro para que la misma llegara a las fincas. Esta agua se suministra a todas sus parcelas para el consumo humano y el motivo de este acción fue la alta demanda de mano de obra en el sector ya que la gran mayoría de los trabajadores viven en dichas parcelas agrícolas y necesitan agua potable para el uso diario de hasta 15.000 trabajadores que llegan cada año al entorno de Palos y Moguer.