La CR Palos presenta alegaciones a la concesión de agua para garantizar el futuro de las explotaciones

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, integrada por casi 500 comuneros y con un perímetro de 3.500 hectáreas, ha presentado ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía un recurso de alzada con alegaciones a la concesión definitiva de aguas superficiales otorgadas el pasado 9 de diciembre, al considerar totalmente insuficiente el volumen anual concedido para el mantenimiento de unas explotaciones de las que dependen cientos de puestos de trabajo.

En el recurso presentado ante la Secretaría General de Gestión del Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera argumenta que el volumen total concedido se hace sin ningún tipo de justificación técnica y destaca que la concesión no se adecua a los volúmenes reales y necesarios que demandan las explotaciones agrícolas, por lo que solicita la ampliación de la asignación hasta alcanzar un volumen equivalente a una dotación de 6.000 m3 por hectárea y año, que es la cantidad necesaria para garantizar la evolución de las explotaciones, la calidad y cantidad de las producciones, la adaptación de la producción a las cambiantes exigencias de los mercados y, en definitiva, el futuro económico y social del sector.

En defensa de sus comuneros y de la agricultura onubense en general, la CR Palos alega que la concesión de riego recurrida “no sólo no se ajusta al volumen máximo histórico consumido que la Administración toma erróneamente como base, sino que no se tienen en cuenta las previsiones del Plan Hidrólogico y la Instrucción de Planificación Hidrológica del Tinto-Odiel- Piedras y se desatienden los acuerdos alcanzados con la Dirección de General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico”. Además, la Comunidad de Regantes asegura en este documento que “las dotaciones deficitarias concedidas ni siquiera se ajustan al vigente Plan Hidrológico, al tiempo que no se tienen en cuenta las realidades diversas de las fincas del perímetro de la Comunidad ni se da seguridad al desarrollo previsto de toda su superficie de riego”.

Por todo ello y de forma justificada legal y técnicamente, en su recurso, la CR Palos de la Frontera, expone su disconformidad a la concesión obtenida, ya que “al basarse en supuestos máximos consumos históricos, contraviene la normativa vigente en el Plan Hidrológico, que establece que toda concesión se otorgará de acuerdo con las previsiones de evolución de la superficie de regadíos, los tipos de cultivos y los sistemas y eficiencias de riego”. En este sentido, el recurso destaca que “fijar el volumen concesional “en un supuesto consumo máximo histórico y con unas dotaciones unitarias muy bajas, pone en peligro la viabilidad de las producciones al no tener en cuenta la evolución de las explotaciones e impedir así su competitividad y su adaptación a los cambios del mercado”.

Por otra parte, la CR Palos alega que “la Administración ignora los acuerdos alcanzados en su día con la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, unos acuerdos que están recogidos en el propio Plan Hidrológico y que para el horizonte 2015, ya a día de hoy, se establece una asignación para la UDA Palos-Moguer de 33,75 Hm3, de los que al menos 18,40 Hm3 corresponden a la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera.” Sin embargo, ahora, “se ignoran tanto los mencionados acuerdos como el vigente Plan Hidrológico, pues la suma de los volúmenes concedidos a las tres comunidades de regantes de la UDA Palos-Moguer no alcanzan los 26 Hm3”.

Además, la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera justifica de forma detallada que “las dotaciones unitarias deficitarias ni tan siquiera se ajustan a lo establecido en el vigente Plan Hidrológico, ya que este documento establece para el cultivo de fresas y similares una dotación neta de riego de 4.500 m3/Ha., una cifra, pese a ser insuficiente, significativamente superior a los 4.170 m3/Ha que fija la concesión otorgada por la Junta de Andalucía. También, el recurso subraya que “tampoco se han tenido en cuenta los coeficientes de eficiencia en distribución y transporte, que al menos elevan la dotación de agua bruta hasta los 5.466 m3/Ha, una cifra que se acerca más a lo demandado y avalado por diversos y acreditados informes técnicos de todo el sector agrícola onubense”.

 

Por todo ello, junto al recurso y con el fin de justificar las alegaciones, la CR Palos de la Frontera ha entregado a la Secretaría General de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía estudios técnicos de la Universidad de Córdoba y de diversas entidades del sector que, basándose siempre en criterios de sostenibilidad y protección del entorno en el que se asientan las fincas, avalan la necesidad de unas dotaciones de 6.000 m3/Ha para garantizar el futuro de las explotaciones, el mantenimiento del empleo y el desarrollo de un sector vital en la economía de la provincia.