La CR Palos de la Frontera aplica la segunda bonificación del 10% en la factura de riego de mayo y junio

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha culminado la segunda fase de su plan de protección para los agricultores de la zona, unos 2.000 en total, con la bonificación del 10% de la factura de riego también en los meses de mayo y junio. Con esta nueva entrega de la factura corresponidente a estos dos meses, se culmina la decisión de la junta de gobierno de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera que aprobó establecer una medida extraordinaria para aliviar la situación de los agricultores y los problemas que ha ocasionado la Covid 19 en el entorno.

Después de la primera fase en el envío de la factura reducida correspondiente a los meses de marzo y abril, ahora se ha implementado esta segunda fase para completar este alivio económico en los cuatro meses de mayor consumo de agua para que así, se pueda notar en el bolsillo de los comuneros. En total durante estos cuatro meses, el esfuerzo económico que ha realizado la Comunidad de Regantes se ha traducido en más de 100.000 euros en el total respecto a los ingresos previstos. Ante los contratiempos con la comercialización de productos agrícolas y los bajos precios del mercado con la crisis del coronavirus, los miembros de la junta de la Comunidad de Regantes decidieron bonificar un 10% de la factura del agua de riego durante los meses de mayor consumo, todo ello, en aras de aliviar las dificultades económicas que han atravesado muchos agricultores, obligados por las circunstancias a aumentar sus gastos ordinarios por la seguridad de sus trabajadores y a ver como disminuían los ingresos considerablemente.

Para el presidente de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, José Antonio Garrido, se trata de una medida que “se ha dejado notar en el entorno” y que ha servido de ayuda importante “cuando la situación más lo requería” por lo que se siente “satisfecho” de la respuesta dada por la entidad de riego ante una situación de “incertidumbre” a la que “hemos sabido responder sin perder la compostura y mirando hacia el futuro”. Garrido ha pedido la unidad de todos los socios para afrontar esta confianza en el futuro y en la fortaleza del sector de los frutos rojos para seguir siendo parte fundamental de la economía de la provincia, por lo que desde la comunidad de regantes “estarán pendientes de cómo se desarrollen los acontecimientos para estar a la altura de las circunstancias”.

Esta resolución ha sido posible gracias a “una eficiente gestión económica durante los últimos años que nos ha permitido tener una situación solvente con la que podemos afrontar situaciones de este tipo”, ha señalado el presidente, quién ha añadido que en el futuro “nos seguiremos preocupando por la situación de nuestros socios y estaremos pendientes de todo lo que acontezca en esta crisis para tratar de dar soluciones”.