La CR Palos superará el megavatio de potencia con sus plantas fotovoltaicas para autoconsumo

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha culminado la redacción del proyecto para la nueva planta fotovoltaica que instalará en la balsa de riego del sector tres y está a la espera de la resolución de la subvención de la Junta de Andalucía para ver cuando iniciará las obras.

Este parque solar se sumará a las instalaciones fotovoltaicas con las que ya cuenta, una en la balsa de riego del sector I y otra en el techo de sus oficinas para el consumo interno de electricidad que se lleva a cabo en las instalaciones. Las tres infraestructuras eléctricas permitirán superar ampliamente el megavatio de potencia impulsando así su apuesta por las energías verdes en el regadío, una innovación en la que la entidad de riego fue pionera en Andalucía y a la que continúa tomando el pulso para seguir estando en la vanguardia de esta tecnología. La instalación que ya se ha abordado sobre el papel y que comenzará a ejecutarse en los próximos meses, será la mayor de las tres hasta el momento. La producción será autoconsumida para el bombeo del riego en este sector.

Esta futura infraestructura se suma al gran campo solar de 547 kilovatios que la comunidad puso en marcha hace más de un año para generar energía con la que impulsar las bombas de abastecimiento del Sector I de riego. Hace poco más de un mes se completó la segunda instalación de la CR Palos en las propias oficinas de la entidad, unas placas fotovoltaicas, también de carácter pionero, con una tecnología que permite filtrar la luz y aprovechar su energía, con un 40% de transparencia que permite perfectamente iluminar el edificio. Estas placas tienen una potencia máxima de 9,6 kWp y una producción energética anual de 15.000 vatios hora con tecnología de células monocristalinas de última generación.

El presidente de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, José Antonio Garrido, ha expresado su ilusión por el nuevo proyecto fotovoltaico que se avecina y que vendrá a completar “la revolución verde por la que siempre ha apostado esta comunidad de regantes”, una obra que vendrá también “en beneficio de los agricultores de la zona” ya que la energía que generan “permite ahorrar costes y amortizar la inversión en unos años” dejando en el futuro ahorro para la entidad de riego y más seguridad y garantía para los agricultores.

Garrido también ha recordado que la entidad de riego está comprometida “con los Objetivos de Desarrollo Sostenible” y que estas instalaciones vienen a “afianzar nuestra confianza en la compatibilidad entre regadío y medio ambiente reduciendo las emisiones de CO2”.