Las obras del parque fotovoltaico avanzan a buen ritmo

La Comunidad de Regantes logrará un importante ahorro a sus comuneros en el coste de la energía empleada para bombear agua

 

 

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha iniciado los primeros días de este mes de marzo la instalación de una planta de autoproducción energética con el que la entidad pretende alcanzar un importante ahorro a sus comuneros sobre los costes de la energía utilizada para bombear el agua para el riego de sus cultivos y disminuir de este modo su dependencia energética de la red.

Se trata de una planta fotovoltaica cuya instalación está llevando a cabo la empresa Elecnor, a la que se adjudicó el proyecto en febrero pasado, especializada en infraestructuras energéticas. Las placas solares se están instalando en la Balsa del Sector I, una de las tres zonas que conforman el perímetro de riego de la entidad y que es, además, la que más energía consume.

En total, explica José María Rodríguez Velázquez, jefe de obras de Elecnor, se instalarán 1.632 placas con unas dimensiones cada una de 1,96 metros de alto por 0,99 metros de ancho. Las placas se distribuirán en un total de 19 filas sobre un área triangular de modo que en la mayor de ellas se instalarán 174 placas hasta llegar a la última de las filas que constará de 22 placas, según contempla el proyecto elaborado por Texla.

“Actualmente la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera consume la energía eléctrica directamente de la red y mediante la instalación de este campo solar que es de 547 kilowatios pico se pretende aprovechar la radiación solar para producir energía para autoconsumo”, explica el responsable de Elecnor. “La radiación solar que absorben las placas se concentra en cinco inversores que mediante un autotransformador de 500 Kw transforma esa potencia a la tensión que se necesita para el consumo de las bombas de la Comunidad, con una relación de transformación de 800 voltios/690”, agrega Rodríguez Velázquez.

“Se trata -continua el jefe de obras de Elecnor-  de una instalación que al ser menor de un mega se considera una estación media para autoconsumo, no es un huerto solar para una producción grande sino que la Comunidad de Regantes lo que pretende es cubrir sus necesidades de consumo con energía autogenerada aunque hay que tener en cuenta que la radiación solar no es constante ni lineal”.

La planta fotovoltaica estará concluida a final de mayo según los plazos de ejecución que maneja Elecnor, y su entrada en funcionamiento sería de forma inmediata por lo que podría estar produciendo energía los primeros días de junio, coincidiendo ya con el final de la campaña fresera, cultivo que ocupa en torno al 80% de la superficie de riego de la Comunidad.

 

 

Un proyecto pionero

Según los diferentes estudios de viabilidad económica y rentabilidad que ha llevado a cabo la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera se estima que la reducción de costes será de más del 25% en el consumo de energía del Sector I, y así lo confirma el responsable técnico de la CR Palos, Sito Albarracín, quien asegura que “toda la energía que no cojamos de la red y nos la autoabastezcamos a través de la fotovoltaica que produciremos es ahorro para nuestroscomuneros y ese ahorro en gastos energéticos puede llegar hasta los 60.000 euros al año”.

La previsión también es volcar a la red toda la energía que se pueda producir en los meses de mayor radiación solar como son julio y agosto “que no se utilizarán puesto que la campaña de fresa concluye en el mes de junio y ya hay menos consumo de agua y al no poderse almacenar la inyectaríamos en la red y por cada kilowatio que metiéramos también nos revertiría económicamente”, apunta el técnico de la Comunidad.

Este parque fotovoltaico es un proyecto totalmente pionero a nivel energético entre las comunidades de regantes de Huelva, “en la provincia no existe ningún parque solar de estas características para el regadío y en el resto de Andalucía está comenzando a extenderse ahora este tipo de proyectos para autoconsumo de energía entre las comunidades de regantes”, subraya Albarrracín.

La Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera cuenta con dos balsas de riego y está dividida en tres sectores cada uno con una estación de bombeo, y aunque inicialmente este parque fotovoltaico se instalará en el Sector I, el responsable técnico de la entidad explica que la intención es ampliar este tipo de plantas al resto de las estaciones de bombeo y señala que “estamos convencidos que este es el futuro en las comunidades de regantes a nivel energético pero vamos a ir con prudencia y veremos si ampliamos estas instalaciones ahora que se han abaratado un poco y siempre y cuando también contemos con ayudas de la administración para afrontar los costes”.

 

Compromiso con el medio ambiente

 

Al margen del ahorro en los costes energéticos, la filosofía que subyace en este proyecto es la apuesta por la innovación y el compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente de sus impulsores. “Con el abastecimiento a través de esta energía alternativa que se producirá con la planta fotovoltaica –recalca Albarracín- dejaríamos de emitir a la atmósfera 250 toneladas de CO2 anuales que sería el equivalente si usáramos la energía de producción convencional de la red lo que da idea de nuestro compromiso medioambiental y teniendo en cuenta tanto el cutivo que tenemos, las berries, y el entorno en el que nos encontramos como es Doñana”.

El coste final de este parque fotovoltaico alcanza los 573.000 euros, y su financiación se lleva a cabo con la subvención de un 60% por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, una ayuda dirigida a inversiones de autoproducción y mejora de las instalaciones para disminuir la dependencia energética, dentro del programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

Este proyecto no ha supuesto ningún coste adicional a los comuneros puesto que la CR Palos ha asumido la financiación restante y además según prevé la propia Comunidad de Regantes puede estar amortizado en un plazo máximo de unos cuatro años.

(Texto extraido del diario digital agrodiariohuelva.es)