Los deseos del árbol navideño de CR Palos se harán realidad para la asociación Abriendo Puertas

La entidad moguereña, que atiende a personas con discapacidad psíquica, física y sensorial ha sido seleccionada como beneficiaria de la actividad solidaria

 

La asociación Abriendo Puertas ha sido seleccionada por la Junta Directiva de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera para ser la entidad beneficiaria del ‘Árbol de los deseos’, una iniciativa mediante la cual cualquier persona puede contribuir aportando un deseo escrito en una estrella que se coloca en el árbol navideño y que la Comunidad de Regantes, finalizadas las fiestas, transformará en una cantidad económica destinada a esta asociación. Abriendo Puertas fue creada en el año 1996 para ayudar a familias en cuyo seno convivían personas con minusvalías físicas, psíquicas y/o sensoriales.

Su función es la de tomar medidas que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de los asociados fomentando la formación, asistencia, recuperación y enseñanza de las personas con alguna discapacidad psíquica, física o sensorial y la atención, asesoramiento y formación de sus familiares o tutores. Hasta la sede de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera se ha desplazado la responsable de administración de la asociación, Mariló Domínguez, así como un grupo de usuarios y voluntarios de Palos de la Frontera, que han plasmado sus mejores deseos para el próximo año en el árbol solidario en forma de estrellas. Según ha explicado Mariló Domínguez, que ha agradecido a la entidad de riego su actividad solidaria, Abriendo Puertas atiende actualmente a casi 200 personas, de los cuales, 98 están en el centro de Atención Infantil Temprana con niños de 0 a 6 años. También cuentan con un servicio de reeducación pedagógica para usuarios de entre 6 y 16 años, un servicio de logopedia, un centro de formación ocupacional y un centro especial de empleo para estos discapacitados en el que actualmente se emplean 14 personas.

Muchos de estos profesionales realizan tareas para cooperativas y empresas de berries del entorno, por lo que también están ligados a las actividades agrícolas de la zona. Abriendo Puertas lleva a cabo su labor solidaria en Moguer, Palos de la Frontera, Lucena del Puerto, San Juan del Puerto, Trigueros, Rociana del Condado y Mazagón.

 

Por su parte, el secretario gerente de la Comunidad de Regantes, Fernando Sánchez, ha expresado su deseo de que el árbol se colme de buenos deseos para poder ayudar aún más a una asociación como Abriendo Puertas “cuyo trabajo solidario en favor de personas discapacitadas ha quedado patente desde hace años”.

Además, Sánchez ha querido poner en valor la apuesta por la Responsabilidad Social Corporativa de la Comunidad de Regantes para “dar un espaldarazo importante a las ilusiones de muchas asociaciones que luchan por el bien común”. El árbol de los deseos fue inaugurado el pasado 12 de diciembre con la presencia de unas 150 personas que ya han trasladado sus deseos al árbol situado en el polígono industrial San Jorge de Palos de la Frontera, gracias a la colaboración de unos 60 alumnos tercero de primaria del Colegio San Jorge de Palos, así como a la asistencia de diversas hermandades y entidades sociales y de carácter solidario del entorno.

La actividad permanecerá abierta hasta el próximo 6 de enero, por lo que hasta ese día cualquier persona que quiera ayudar, podrá pasarse por las instalaciones y dejar sus mejores deseos en forma de estrella. Desde CR Palos transformarán cada uno de esos deseos en dinero para Abriendo Puertas Hasta el momento han recibido ayuda asociaciones como Cáritas, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Moguer (Afame), el Banco de Alimentos y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) que el pasado año recibió un coche por parte de la Comunidad de Regantes ante el deseo que pusieron en el árbol navideño. Este es el sexto año consecutivo en el que se pone en marcha esta actividad solidaria.